Desembarque hortofruticola puerto

Los datos son consecuencia del crecimiento continuado de los últimos años, impulsado por la globalización de la importación.

El crecimiento de la importación española de frutas y hortalizas frescas en 2018 ha sido del 8% en volumen y del 9% en valor, alcanzando máximos históricos de 3,3 millones de toneladas y 2.757 millones de euros, según datos los datos del Departamento de Aduanas recogidos por Fepex, .

Las hortalizas han registrado un aumento del 7% en el volumen y del 2,5% en el valor, totalizando 1,4 millones de toneladas y 806,4 millones de euros, mientras las frutas, con 1,8 millones de toneladas y 1.950 millones de euros, han anotado un alza del 8% y el 12% respectivamente.

El principal producto importado ha sido la patata, que representa el 35% de las importaciones hortofrutícolas y el 56% de las de hortalizas. En total, se han importado 817.596 toneladas que suponen un 4,7% más, y 209 millones de euros, un 5% menos. También han logrado un ascenso significativo la judía verde, con 143.766 toneladas y la cebolla, con 87.371 toneladas.

En lo que respecta a las frutas, los mayores volúmenes importados corresponden al plátano, que ha aumentado un 19% hasta las 365.322 toneladas, mientras la piña ha repuntado un 6% hasta las 178.816 toneladas. Con cantidades menores pero crecimientos importantes destacan también frutos rojos como la frambuesa con 23.398 toneladas, que supone un incremento del 47%.

Los datos son consecuencia del crecimiento continuado de los últimos años, impulsado por la globalización de la importación, antes focalizada en un grupo reducido de productos encabezados por la patata y el plátano. Sin embargo, ahora la importación se ha ampliado a un mayor número de productos y países de origen, lo que exige nuevas medidas de mejora de la competitividad.