Los costes de los fletes a la exportación del VCFI han comenzado a detectar la incertidumbre que genera la guerra comercial que desde hace meses libran los Estados Unidos y China.

En este sentido, el mes pasado este índice ha detectado un recorte de tarifas de un 3,32% hasta situarse en los 1.042,10 puntos, en el que también ha influido la mayor estabilidad en los mercados petrolíferos, pese a los recortes en la producción en los países pertenecientes a la OPEP, y el tipo de cambio, cuyas oscilaciones ejercen una fuerte influencia en aquellos fletes negociados en dólares.

De igual modo, el indicador elaborado por la Autoridad Portuaria de Valencia también detecta que la flota ociosa ha aumentado hasta mediados de octubre debido principalmente a la instalación de ‘scrubbers’ en los buques y a la suspensión de algunos servicios marítimos debido a la baja demanda.

Por áreas de destino, y aunque el indicador acumula una tasa de crecimiento desde enero de 2018 del 4,21%, se observa una clara tendencia a la baja en la gran mayoría, de tal modo que once de las trece áreas objeto de estudio sufren una disminución en los niveles de flete, mientras que los dos restantes (Europa Atlántica y Países Bálticos) se mantienen en los mismos niveles del mes anterior.

Entre las áreas cuyos fletes descienden, destaca América del Norte, ya que en estos mercados los costes retroceden un 3,42%. Por su parte, Oriente Medio también experimenta un descenso en los niveles de fletes del 5,72%, en línea con la reducción de los tráficos de exportación desde el recinto portuario valenciano con estos mercados.

En relación con el subcontinente indio, en el mes de octubre vuelve a la senda del descenso tras caer un 3,74%, mientras que en el caso del Mediterráneo Occidental se observa un retroceso un 3,08% para situarse en 957 puntos y en el del Lejano Oriente, en el mes de octubre se contrae el indicador de los fletes un 1,62%.