El CEV presenta el Estudio del Corredor Cántabro-Mediterráneo

El CEV presenta el Estudio del Corredor Cántabro-Mediterráneo.

El Estudio del Corredor Cántabro-Mediterráneorealizado por la Universidad Politécnica de Valencia, se puede descargar en este enlace (disponible en formato pdf, de 209 páginas, 6,6 Mb).

La inversión total necesaria para que el tramo Zaragoza-Teruel-Sagunto del Corredor Cántabro-Mediterráneo se adecue a los requerimientos de las empresas valencianas alcanza los 360,5 millones de euros, según se recoge en un estudio realizado por la Universidad Politécnica de Valencia y promovido por la Confederación Empresarial Valenciana (CEV).

Dicho documento ha sido presentado este viernes 27 de marzo por la CEV, desde la que señalan que los empresarios valencianos deben reaccionar para no perder posicionamiento, afirmando que ya «hay mucho que lamentar» a este respecto, pues mientras el puerto de Barcelona tiene 27 servicios directos a la semana con Zaragoza, el de Valencia no tiene ninguno, según indican.

Por tanto, la mejora de la actual conexión ferroviaria Sagunto-Zaragoza se torna «prioritaria», puesto que su estado actual «impide el flujo de tráfico ferroviario de mercancías» entre los puertos de Valencia, Sagunto y la plataforma logística de Zaragoza, lo que tiene como «clara consecuencia» la «pérdida de competitividad» de las empresas de la Comunidad Autónoma.

De acuerdo con este estudio, los servicios actuales entre Valencia, Zaragoza y el País Vasco se ven obligados a utilizar rutas alternativas, lo que supone la realización de 365.000 km más al año, con un coste energético adicional de 1,65 millones de euros adicionales y 11.570 tn de CO2 de emisión adicional.

«No se ha planificado ninguna acción en este corredor»

Del escrito se desprende que hasta la fecha no se ha planificado ninguna acción en este Corredor, «fundamental» según la CEV en la integración del Corredor Atlántico y el Mediterráneo, así como en la articulación de un eje que una la fachada mediterránea con la atlántica y con el polo logístico de Zaragoza.

Así, el documento detecta «una importante diferencia» entre los itinerarios al norte de Zaragoza y la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto que presenta «numerosas deficiencias» que se traducen en limitaciones de velocidad y carga, y que «condicionan la explotación de trenes de mercancía».

La intención de la Confederación al realizar el estudio ha sido tener una hoja de ruta que permita una visión por fases y a largo plazo de lo que se debe hacer en los próximos años hasta que la conexión tenga los estándares adecuados.

En este contexto, los 360 millones de financiación se repartirían en tres fases. La primera, de 40 millones de euros, estaría destinada a la línea Teruel-Zaragoza, la segunda contaría con un presupuesto de 142 millones para la renovación de la línea Teruel-Sagunto y las mejoras «necesarias» en infraestructuras, mientras que 180 millones de euros irían destinados a la electrificación de la vía.