Logicor compró los activos logísticos de IDI Gazeley en España.

La operación no plantea dudas en la Unión Europea, que entiende que esta concentración no distorsionaría la libre competencia.

La Comisión Europea ha decidido no oponerse a la operación de venta de la filial industrial del Grupo Blackstone, Logicor, a China Investment Corporation, CIC, declarando esta concentración compatible con el mercado interior, al no distorsionar la libre competencia, conforme al principio de una economía abierta.

Esta decisión se basa en el artículo 6 del Reglamento (CE) n.o 139/2004 del Consejo Europeo, que establece que la Comisión no se opondrá a ninguna operación si no plantea serias dudas en lo que se refiere a su compatibilidad con el mercado común.

La transacción, que se ha cerrado en junio de 2017 por un importe total de 12.250 millones de euros, podría completarse definitivamente antes de final de año, momento en que pasarán a manos de CIC los 147.000.000 m² que acumula Logicor actualmente en 17 países.

Se trata de activos repartidos principalmente entre Reino Unido, Alemania, Francia y otras zonas del sur de Europa. Concretamente, en España suma un total 1.100.000 m² de superficie, principalmente en Barcelona y en Madrid, en el área del Corredor del Henares.

En 2016, incorporó a su cartera más de 70.000 m² situados en la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz, en el marco de una operación europea por un total de 200.000 m², que incluía dos activos pertenecientes a IDI Gazeley. También adquirió 12 plataformas logísticas que pertenecían a Goodman, repartidas entre España, Alemania y Benelux.