Furgonetas circulando por la carretera

Aumentan los permisos expedidos que permiten conducir furgonetas.

La Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles, Acea, ha valorado la introducción de dos nuevos sistemas de medición de emisiones, válidos para turismos y furgonetas, que han comenzado a aplicarse en la Unión Europea.

El primero, llamado WLTP, medirá las emisiones contaminantes y de CO2 en condiciones más realistas que otros anteriores, como el NEDC, y proporcionará una base más precisa para estudiar el consumo de combustible y las emisiones.

En segundo lugar, el RDE medirá las emisiones reales en la carretera, siendo Europa la única región en el mundo en utilizarlo. Consiste en poner en circulación por las diferentes vías un vehículo que incorpora el correspondiente equipo de medición portable.

En este caso, servirá para confirmar que los niveles de emisión que ha determinado el WLTP en el laboratorio son los mismos en la carretera. La industria de la automoción ha invertido mucho en el desarrollo de modelos que cumplan con los estándares que fija el RDE.

Estos vehículos diésel logran un nivel de emisiones muy bajo, no solamente en el laboratorio, sino también en la carretera. La llegada de la última generación de este tipo de unidades, impulsada por los planes de renovación de flotas, ayudará también a las ciudades a cumplir con los niveles de calidad del aire fijados por la Unión Europea.

En este contexto, desde Acea han valorado el hecho de que se utilice un sistema común en toda la Unión Europea para medir las emisiones de los vehículos en carretera, lo que podría ayudar a evitar la confusión causada por el uso de numerosas pruebas distintas, cada una con métodos y resultados distintos e incomparables.