Vista panorámica del puerto de Barcelona

La Marca de Calidad reúne a 84 empresas de todos los sectores de la comunidad portuaria.

La Marca de Calidad del puerto de Barcelona, ‘Efficiency Network‘, aporta un gran valor a las empresas certificadas, llegando a registrar un 9% más de actividad. Además, cuando dos o más empresas certificadas trabajan juntas, su conocimiento se incrementa todavía más y esta mejora se traslada a toda la cadena logística.

Estas son algunas de las conclusiones de un estudio elaborado por la escuela de negocios IESE, que se ha presentado durante la jornada sobre ‘El impacto de las buenas prácticas en la competitividad‘.

Creada en 2010, la Marca de Calidad reúne a 84 empresas de todos los sectores de la comunidad portuaria y cuenta con la implicación de la Aduana, los Servicios de Inspección en Frontera, el Soivre y Capitanía Marítima.

Este sistema garantiza que el nivel de calidad, eficiencia y competitividad del puerto sea trasladado a toda la cadena logística. Después de ocho años, las empresas certificadas han mejorado su fiabilidad en más de un 15%.

Para el estudio, se han tenido en cuenta los datos recogidos entre finales de 2010 y mayo de 2017 del sector transitario, por ser el que cuenta con un mayor volumen de registros de forma continuada y más empresas certificadas.

Mayor actividad y experiencia

En la investigación, se ha comprobado que la certificación aporta valor a las empresas que deciden adherirse a este programa de calidad, y se ha demostrado la existencia de una diferencia significativa entre las empresas certificadas y las que no lo están, de hasta un 9% en su volumen de negocio.

En general, gestionan un mayor volumen de actividad, especialmente pasados tres o cuatro años de la certificación. También cuentan con mayor experiencia operativa y disponen de una mayor especialización, fruto de las inspecciones y el análisis de sus auditorías.

La experiencia conjunta, obtenida cuando dos o más empresas certificadas trabajan unidas, supone otra forma de mejora. Generalmente, son más propensas a trabajar unas con otras y por tanto, logran aumentar sus conocimientos y eficiencia, trasladando estos avances a la cadena de valor.

El estudio finaliza con una serie de recomendaciones a los responsables de la Marca de Calidad, centradas en incrementar los canales de comunicación para que los clientes conozcan los beneficios de contratar empresas certificadas, profundizar en el diseño de nuevos indicadores en las auditorías, reforzar el trabajo conjunto y aumentar la frecuencia de las jornadas especializadas.