Manipulación de graneles en el puerto de Alicante

La Generalitat Valenciana ha instado al consistorio a suspender la carga y descarga de graneles hasta tener los permisos en regla.

Las empresas de carga y descarga de graneles del puerto de Alicante han solicitado al Ayuntamiento de la ciudad una licencia para regularizar su actividad, según ha informado el diario El Mundo.

El departamento municipal de Urbanismo, del que depende la autorización, exigió al puerto este mismo permiso después de que su presidente, Juan Antonio Gisbert, solicitase a la Generalitat Valenciana una licencia para realizar emisiones contaminantes a la atmósfera.

En este sentido, según los técnicos municipales, el titular de ambas actividades debería ser el mismo, pero la diferencia de criterios llevó al puerto a interponer un recurso de reposición contra la decisión municipal por pedirles a ellos la licencia para la carga y descarga. Por tanto, si el consistorio acepta la petición de licencias por parte de las empresas, debería permitir que prospere el recurso.

Por su parte, la Generalitat ha exigido a la Autoridad Portuaria una serie de medidas anticontaminantes para aceptar las emisiones a la atmósfera. En concreto, tendrá que hacer inversiones por un mínimo de cuatro millones de euros para controlar los niveles de polución y salvaguardar la salud de los vecinos, debido a su cercanía con el núcleo urbano.

Fue esta administración la que instó al Ayuntamiento a regularizar la actividad de carga y descarga de graneles después de años sin ningún tipo control, y recordó que era competencia de Urbanismo suspender la actividad hasta que todos los permisos estuviesen en regla.