Los mercados exteriores se han convertido en un segmento en crecimiento para los tráficos del puerto de Almería.

En este sentido, entre enero y julio pasados, desde los enclaves de Almería y Carboneras se han exportado 1,67 millones de toneladas de mercancías, un 2,5% más que en el mismo período de 2019, según los registros de la Autoridad Portuaria.

Sin embargo, las importaciones se han reducido un 70,5%, ya que en dicho periodo se han descargado algo más de 370.000 toneladas.

Por lo que respecta a las exportaciones, destacan los envíos de mercancía general, que han superado las 235.000 toneladas en el período, un 31% más que hace un año.

Así mismo, en este ámbito, el incremento más destacado lo han experimentado los graneles líquidos, que, con 42.142 toneladas, han crecido un 171,5% anual, mientras que la exportación de graneles sólidos ha ascendido a 1,4 millones de toneladas, un 2,8% menos que el pasado ejercicio.

Por lo que se refiere a las importaciones, la descarga de graneles sólidos suma un total de 125.000 toneladas, un 88,2% menos que en los siete primeros meses de 2019, descenso que se debe principalmente al cierre de la central térmica de Carboneras y a la consecuente cancelación de la importación de carbón.

Por contra, la mercancía general ha crecido un 17,9%, con más de 223.500 toneladas, mientras que las importaciones de graneles líquidos a granel se han incrementado un 171,6%, con casi 22.000 toneladas.