Primer tren en circular por la nueva terminal de contenedores del puerto de Barcelona

Tren cargado de contenedores en el puerto de Barcelona.

El presidente del puerto de Barcelona, Sixte Cambra, ha sostenido el miércoles 18 de febrero que desde Fomento se calcula que la licitación de los accesos ferroviarios se produzca en marzo, por lo que prevé que, tras la adjudicación, las obras puedan iniciarse tras el verano, en septiembre. 

Cambra ha explicado que el martes 16 se produjo en Madrid una reunión con el Ministerio de Fomento que ha permitido desbloquear estos accesos, que supondrán una inversión de 110 millones de euros financiados al 50% por Adif y el puerto.

Según Cambra, la licitación de los accesos se ha visto retrasada por un problema jurídico-técnico, y es que, por ley, Adif no podía ejecutar las obras sobre un terreno que no es de dominio público estatal, sino que su titularidad correspondía a Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya, FGC.

«Se ha arreglado por parte de la Generalitat la cesión de la titularidad de estas vías sin ninguna compensación», ha indicado, por lo que ya sólo faltaría firmar el convenio de financiación y la implementación de la cesión de los terrenos para realizar la licitación.

También en la primera mitad del año, el puerto de Barcelona prevé que el Ministerio de Fomento, a través de una orden ministerial, apruebe la Delimitación de Espacios y Usos Portuarios, que prevé la incorporación en la zona de dominio portuario de los espacios donde se realizarán las obras de los accesos.

Además del 50% de la financiación de los accesos junto con Adif, el enclave portuario barcelonés también asume la construcción de la prolongación del acceso en el puerto en ancho ibérico e internacional dentro de sus instalaciones, y la construcción de una terminal eléctrica que dará energía a todo el tramo y que supondrá unos 25 millones de euros.

Fondo de accesibilidad

El hecho de que el puerto de Barcelona esté inmerso en la construcción de sus accesos ferroviarios y otros proyectos que tiene en curso le eximen en el corto y medio plazo de tener que hacer aportaciones al Fondo de Accesibilidad Terrestre Portuaria.

Se trata de una herramienta creada mediante real decreto en verano por la que los puertos deberían aportar recursos en forma de préstamo a largo plazo para financiar obras de conectividad terrestre del conjunto de los 28 puertos que forman el sistema portuario español y que el Ministerio de Fomento no puede sufragar.

Mediante esta figura, los puertos asumen un compromiso de que entre un 25% y el 50% del resultado neto generado esté disponible para nutrir este fondo, que se dedicaría a prestar recursos a proyectos de conectividad terrestre en puertos que no se puedan sufragar propiamente las actuaciones.

Mientras el puerto de Barcelona ejecute proyectos de conectividad cuya inversión sea superior a la requerida para proyectos de terceros, quedará eximido de realizar aportación alguna al fondo.