El director general de Logística de Mercadona, Oriol Montanyà, ha participado en el VI Congreso Aecoc de Supply Chain para hablar del “reto de ser cada vez menos logísticos” con el objetivo de aumentar la satisfacción al cliente, que es “el jefe” tanto de la compañía valenciana como de sus colaboradores logísticos y de transporte.

Si bien ha detallado poco sobre los procesos logísticos de la compañía, sí ha desvelado la jerarquía de los requisitos que ha de cumplir la cadena de suministro en el caso de que se produzca un factor externo que interrumpa el desarrollo habitual de la misma.

Como ejemplo, Montanyà ha citado el cierre de un puerto en una isla española por motivos meteorológicos. Habitualmente, la compañía distribuye a dicha isla cargando sus camiones en un buque ro-ro. Ante la imposibilidad de utilizar esta vía, la única opción era subir la carga a un avión, mucho más caro.

Para evitar un debate interno en cada una de estas situaciones, se debe establecer un orden jerárquico de prioridades que permita una respuesta rápida en la cadena de suministro. En el caso de Mercadona, dicho orden es calidad, cantidad, momento, lugar y coste.

Oriol Montanya en el VI Congreso Aecoc de Supply Chain

Oriol Montanyá en el VI Congreso Aecoc de Supply Chain.

De este modo, volviendo al ejemplo anterior, buque y avión permitían cumplir con calidad y cantidad, pero el barco no podía llegar a tiempo, tercera premisa para la compañía. El avión, por el contrario, tenía como defecto el desembolso de una mayor cantidad de dinero, pero al establecerse “el momento” por encima del “coste” en la jerarquía, la opción era obligatoriamente la del transporte aéreo.