El Índice Mundial de Contenedores elaborado por la consultora Drewry, que evalúa las tasas de carga de contenedores en las ocho rutas principales hacia y desde Estados Unidos, Europa y Asia, recoge un incremento del 6,5% en la primera semana de julio de 2018, hasta los 1.468,18 dólares/FEU (1.255 euros), y un 5,3% por debajo de lo alcanzado en las mismas fechas de 2017.

La media anual en 2018 se sitúa, por tanto, en 1.375 dólares/FEU (1.175 euros), lo que supone un descenso del 10,2% respecto a la de hace cinco años, cuando se alcanzaron los 1.532 dólares (1.309 euros).

Como resultado de los ‘General Rate Incresases‘, GRIs, propuestos y de la aplicación de recargos por parte de las navieras por el aumento del precio del combustible, los precios han aumentado en la última semana.

En concreto, entre Shanghái y Los Ángeles las tasas de flete han repuntado un 22% hasta los 1.537 dólares (1.314 euros), mientras que entre el puerto chino y el de Nueva York se han incrementado un 12% hasta los 2.554 dólares (2.183 euros).

De manera similar, las tarifas entre Shanghái y Rotterdam han anotado un alza del 4%, alcanzando los 1.677 dólares (1.433 euros). En cambio, entre Shanghái y Génova, los precios han caído un 8% hasta los 1.704 dólares (1.456 euros). Desde la consultora, han explicado que es probable que las tasas se reduzcan la próxima semana.