Por segundo mes consecutivo, las tasas de los contratos a largo plazo han anotado un descenso, que en junio ha sido del 1,3% respecto al año anterior y del 1,8% en relación al mes anterior, según el índice elaborado por Xeneta.

Durante meses, navieras y operadores han trabajado para equilibrar la oferta y la demanda eliminando tonelaje del mercado, haciendo ajustes en sus rutas y adaptando continuamente su estrategia para mantener las tasas. Hasta ahora, han podido evitar una fuerte caída de los precios, pero los próximos meses serán cruciales.

En Europa, las importaciones se han reducido un 1,9% en junio, mientras las exportaciones han caído apenas un 0,3%. Mientras, en Estados Unidos las importaciones han caído un 4,6% y las exportaciones un 3,5%.

En lo que va de año, las importaciones han descendido un 2,9%, aunque se mantienen a un nivel elevado en comparación con el índice histórico, y las exportaciones se han reducido un 3,3%.

En el Lejano Oriente, las importaciones han aumentado un 1% a nivel mensual y un 7% desde el inicio de 2020, pero las exportaciones han caído un 0,4% en junio y han crecido un 1,3% en el acumulado.

Las tasas en las rutas entre el Lejano Oriente y la costa oeste de Estados Unidos han estado creciendo desde abril, ya que los gobiernos han trabajado muy duro para conseguir el traslado de los trabajadores a sus hogares y se han realizado nuevas inversiones, como el lanzamiento de la línea entre China y Los Ángeles de Zim.