Ya está en vigor la norma que decreta la apertura de establecimientos de alojamiento turístico ubicados en cualquier parte del territorio nacional para el transporte, entre otras actividades consideradas esenciales, mientras dure el estado de alarma.

Así pues, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha decretado la apertura de un total de 371 alojamientos (que se puede consultar AQUÍ) en toda España que, aunque permanecerán cerrados para el público, deberán permitir el alojamiento de una serie de trabajadores considerados esenciales para mantener un funcionamiento mínimo de la economía en la actual crisis sanitaria.

Este listado puede ser modificado por las autoridades en función de las necesidades existentes en cada momento.

Entre ellos se encuentran trabajadores que deban realizar labores de mantenimiento, asistencia sanitaria, reparación y ejecución de obras de interés general, abastecimiento de productos agrarios y pesqueros, y tripulaciones de los buques pesqueros, así como servicios complementarios a las mismas.

De igual modo, la norma engloba a trabajadores en el ámbito sanitario, portuario, aeroportuario, viario y ferroviario, alimentario, salvamento y seguridad marítimo, la instalación, mantenimiento y reparación de redes de telecomunicaciones y centros de procesos de datos, suministro de energía y agua.

También se incluyen empleados de servicios de transporte de mercancías o de viajeros, así como de servicios esenciales como las fuerzas y cuerpos de seguridad, entre otros.