Ahora que la sostenibilidad se ha convertido en un pilar ineludible para cualquier sector, la electromovilidad marca también el rumbo en el transporte de mercancías.

Volvo Trucks, que espera contar con una gama libre de combustibles fósiles en 2040, y pretende que ya en 2030 el 50% de sus ventas europeas correspondan a unidades  eléctricas, ha presentado en España el nuevo FL Electric durante un webinar con la prensa especializada.

El primer camión eléctrico de la marca que llega a España lo hace de la mano de un cliente que lo utilizará para distribución textil, si bien el fabricante prevé ampliar su entrada a otros segmentos.

Este vehículo rígido de dos ejes y 16 toneladas cuenta con cuatro baterías, que le proporcionan una autonomía de 200 kilómetros, aunque pueden instalarse hasta seis baterías, que le permitirían alcanzar los 270 kilómetros. Ofrece la posibilidad de carga rápida, en 1,5 horas, o lenta, en ocho horas.

Pensado para la distribución, ofrece una gran maniobrabilidad en calles estrechas y es totalmente silencioso, por lo que puede utilizarse para trabajar en franjas horarias nocturnas. Además, su suspensión neumática aporta un mayor confort al conductor.

Al FL, se añade el FE Electric, con una cabina de mayor tamaño y un peso de hasta 27 toneladas. Sus cuatro baterías proporcionan igualmente una autonomía de 200 kilómetros, pudiendo utilizarse tanto para distribución como para tareas de recogida de residuos o construcción ligera.

Cuenta con tres ejes, que facilitan una mayor capacidad de carga, siendo el último de tipo direccional hidráulico. Ambos modelos, como la gama diésel, integran numerosas medidas de seguridad, como sistemas de freno electrónico y antivuelco, o el control adaptativo de velocidad de crucero.

Webinar Volvo Trucks electromovilidad

Nuevos proyectos

Como ha recordado Daniel Saiz, director comercial y de Marketing, en 2019 la marca llevó a cabo las primeras pruebas con estos dos modelos eléctricos, para posteriormente iniciar la producción en 2020 y entregar las primeras unidades.

En la actualidad, cuentan con un proyecto maduro y ajustado a las necesidades del mercado, tanto en plazos como en volúmenes, pero están trabajando en otras aplicaciones, para transporte regional y nacional, o segmentos como el de la construcción.

En este sentido, se ha confirmado que para el año 2022 ya entrarán en producción camiones de baterías eléctricas para ser utilizados en recorridos nacionales, con el objetivo de contar lo antes posible con modelos de cero emisiones para largas distancias.

El camino de la electromovilidad precisa desarrollo, estrategia e implicación por parte de las entidades públicas y privadas, y por supuesto, el apoyo de los gobiernos, ha explicado el director general de Volvo Trucks, Giovanni Bruno, que ha recordado la importancia de seguir desarrollando la infraestructura eléctrica disponible.

También es importante contar con mayor apoyo en cuanto a la adquisición de vehículos de este tipo, el coste de la energía eléctrica y los impuestos que se aplican a estos modelos.

De igual modo, debe empezar a tenerse en cuenta el desarrollo de la infraestructura de hidrógeno. El fabricante ya está trabajando en soluciones con pilas de hidrógeno para cumplir con las demandas de aplicaciones más severas, que requieren mayor capacidad de carga y mayor autonomía.