astillero barreras vigo

Barreras está centrado en la construcción de un crucero de lujo, pero ya tiene varios pedidos más en cartera.

El sector de la construcción de buques se mantiene al alza en Vigo, cuyos astilleros recibieron en 2018 una treintena de pedidos, que asegurará el trabajo en la Ría durante los próximos tres años. Entre los que más empleo está generando, se encuentran Barreras y Nodosa, que deben atender varios encargos de gran envergadura y un elevado valor tecnológico, según señalan en el diario Atlántico.

Así, mientras el primero está centrado en la construcción de un crucero de lujo para Ritz-Carlton, aunque también tiene prevista la entrega de otra unidad de este tipo al mismo cliente, de dos ferries a la noruega Havila y de uno para Naviera Armas.

Por su parte, Nodosa, que es el único que ha creado empleo de manera continuada en los últimos 15 años, está construyendo hasta siete embarcaciones pesqueras. En este sector, destacan también Freire y Armón, que cuentan con varios pedidos para armadores tanto nacionales como extranjeros.

También se encuentra en una buena posición Cardama, mientras que Vulcano podría entrar en liquidación ante la inminente entrega de su único pedido, un buque para Trasmediterránea. En cuanto a Metalships, su actividad se ha debilitado, aunque está trabajando en el velero Sea Cloud Spirit para un armador alemán.

Desde CCOO, han propuesto un cambio de estrategia empresarial para el sector de los astilleros, que debería empezar por retomar parte de los trabajos que se están externalizando.