Terminal TCB del puerto de Barcelona

Del puerto han partido más de 497.000 TEUs desde enero, lo que supone un ascenso del 6,3%.

La Autoridad Portuaria de Barcelona ha registrado un tráfico total de 45,9 millones de toneladas hasta agosto, lo que supone un incremento del 14% al que han contribuido especialmente los graneles líquidos, los contenedores y las autopistas del mar.

Durante los ocho primeros meses del año, se han canalizado 2,2 millones de TEUs, un 14% más, siendo los contenedores de transbordo los que han experimentado el ascenso más notable, con un 32%. La carga contenerizada de comercio exterior también ha avanzado a buen ritmo.

En el caso de la exportación, del puerto han partido más de 497.000 TEUs, un 6,3% más que el año anterior. Por su parte, los contenedores de importación han crecido un 3% y han superado los 389.400 TEUs.

Hasta el mes de agosto, se han movido 10,7 millones de toneladas de graneles líquidos, un 13,5% más, con especial incidencia de los hidrocarburos, que han crecido un 17%, y de los biocombustibles, que han avanzado a un ritmo del 37%.

Mientras, los graneles sólidos se han mantenido estables, con 2,7 millones de toneladas, destacando el tráfico de haba de soja, cemento y clínker. Respecto al tráfico de vehículos, ha crecido un 1% hasta los 560.628 automóviles, de los que 275.366 han estado destinados a la exportación.

Las autopistas del mar del puerto de Barcelona, que conectan la capital catalana con Italia y el norte de África, han transportado un total de 99.163 unidades de transporte intermodal, que implican un repunte del 9%.

En cuanto al tráfico de pasajeros, Barcelona ha recibido tres millones de pasajeros, un 8,8% más, aunque mientras los de ferry se han mantenido estables, los de cruceros han crecido un 14%.