Antes de elogiar el importante papel que está llevando a cabo el sector del transporte de mercancías español para garantizar el abastecimiento, María José Rallo, secretaria general de Transportes y Movilidad, ha avanzado en rueda de prensa del comité de expertos de crisis la colaboración que ya desarrollan el Ministerio de Transportes y de Interior ante el cierre de las fronteras terrestres.

El restablecimiento de los controles de las fronteras terrestres en el marco las medidas de contención del coronavirus que estarán en vigor mientras dure el estado de alarma ha provocado algunas aglomeraciones en los principales pasos fronterizos del país con Francia, como son La Junquera e Irún que se van solucionando paulatinamente, con el establecimiento de carriles específicos para camiones.

Preocupación en los clientes europeos

Esta situación ha despertado cierta preocupación entre los clientes europeos de algunos productores españoles en lo que se relaciona con plazos de entrega y el propio abastecimiento, toda vez que los controles varían en función de cada país, ante la falta de iniciativa de la Comisión Europea para conseguir una regulación homogénea.

De igual modo, también existen ciertos roces en las zonas de carga y descarga, toda vez que en cada vez más casos se pide a los conductores la utilización de medidas de protección personal que, sin embargo, son difíciles de conseguir.

Sin embargo, los transportistas españoles siguen trabajando, en términos generales, con un ritmo superior al habitual, incluso contra algunas circunstancias que dificultan su labor en el estado de alarma, tanto en el ámbito administrativo, como en el operativo.