Debido la crisis del Covid-19, la transformación digital de las pymes se ha convertido en una necesidad para asegurar su prosperidad económica, pues de hecho, se calcula que entre un 20% y un 30% de las tiendas no volverá a abrir cuando termine el confinamiento.

Desde el comienzo de la pandemia, los envíos de las pequeñas y medianas empresas han aumentado un 535% en Madrid y Barcelona respecto a la semana anterior al estado de alarma, llegando a cuadruplicarse la demanda de peticiones para realizar envíos a domicilio.

Así lo atestiguan los datos recogidos por Stuart, que ha multiplicado por 15 su red de colaboración con pequeños comercios desde el comienzo de la pandemia. Si nos ceñimos a los tipos de negocio que más han crecido durante esta época de crisis, destacan los e-commerce y las cocinas ciegas, pasando de un 5,78% del total hasta el 27% en mayo.

Los otros dos tipos de negocios más destacados han sido los restaurantes, con un 36,40%, junto a los supermercados y tiendas de alimentación, con un 32,72%. Debido al momento de incertidumbre actual, es elemental digitalizarse, pero también va a ser importante la diferenciación de la marca en un panorama tendente a la sobreoferta ‘on-line’.