El sector de la estiba belga ha logrado responder a las peticiones de la Unión Europea, que tal como ocurrió en el caso de España, consideraba que algunos de los postulados de su Ley de Puertos vulneraban principios adoptados a nivel europeo.

Así, los estibadores han votado a favor del pacto negociado entre el gobierno, la patronal y los trabajadores en el referéndum realizado entre el 31 de mayo y el 14 de junio.

El 85% ha aprobado las medidas de reajuste, con lo que a partir de ahora, comenzará a redactarse un proyecto de ley que desarrolle el acuerdo alcanzado por el sector.

De esta manera, y tras presentar un primer proyecto a la Comisaria Europea de Transportes, Violeta Bulc, el país ha logrado frenar el proceso sancionador iniciado por Europa.

Por su parte, el sector portuario español confía en seguir los pasos de Bélgica, una vez se legisle sobre el pacto existente entre los trabajadores y la patronal, de forma que se garantice la estabilidad para los estibadores.