Comisiones Obreras de Baleares rechaza la eliminación del tacógrafo en el transporte de las islas de Menorca y de Ibiza, en contraposición a las autoridades insulares.

El sindicato estima que «la modificación del Real Decreto 640/2007, que exigen los consells insulares de Menorca e Ibiza, dejaría a las islas de Baleares de más de 250 y menos de 2.300 kilómetros cuadrados, sin la única herramienta de control para verificar la actividad de los conductores de transporte por carretera, el tacógrafo».

A su vez, esta virtualidad, según la central sindical, «podría suponer un incremento de la inseguridad vial, así como generar condiciones de explotación a los trabajadores del transporte, al no existir un registro de las jornadas de trabajo».

A su vez, Comisiones Obreras anuncia que «se convocarán movilizaciones indefinidas en el sector del transporte en ambas islas hasta que el sentido común se imponga».

La regulación europea permite que se prescinda del uso del aparato de control de los tiempos de conducción y descanso en territorios insulares pequeños de menos de 2.300 kilómetros cuadrados, toda vez que en estas áreas las distancias son muy reducidas y los tiempos de conducción muy limitados.

A su vez, el Ejecutivo trabaja en una norma que permita esta situación en casos concretos.