Los sindicatos redoblan la presión para la jubilación anticipada de los conductores profesionales

Los sindicatos redoblan la presión para la jubilación anticipada de los conductores profesionales, convocan una manifestación en Madrid y piden una mesa de diálogo con la Administración.

Martes, 31/05/2022 por CdS

Los sindicatos piden que los conductores profesionales puedan adelantar la jubilación a los sesenta años.

Comisiones Obreras y UGT intensifican la presión para conseguir que se establezca un mecanismo que facilite la jubilación anticipada de los conductores profesionales.

Según las centrales sindicales, la especial penosidad de la profesión y las implicaciones que tiene la conducción para la seguridad vial deben tenerse en cuenta para permitir el retiro de estos profesionales a los sesenta años.

Para reclamar esta posibilidad, ambos sindicatos han convocado una manifestaciòn frente a la sede del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana el próximo 7 de junio.

De acuerdo con la visión de Comisiones Obreras y de UGT, es el Ministerio de Transportes el que debería tener en cuenta esta posibilidad. Por ello, las dos centrales sindicales pretenden que se abra una mesa de negociación en la que se aborde este problema y se encuentre una solución, tal y como ha explicado esta misma semana Francisco Vegas, secretario ceneral del Sector de Carretera y Logística de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras.

En esta misma línea, Diego Buenestado, secretario federal del sector Carreteras, Urbanos y Logística de UGT, ha asegurado que una de las maneras para hacer más atractiva la profesión de conductor profesional es el adelanto de la jubiliación.

Así pues, Comisiones Obreras y UGT defienden que su petición es «legítima y justa», que contribuye a dignificar el transporte y que permite rejuevenecer el sector. En este sentido, ambos sindicatos estiman que esta medida, que se aplicaría por igual a asalariados y a autonómos, dentro de los límites de cotización en cada caso, va más allá del coste que pueda tener para las arcas del Estado, por el positivo impacto que tendría en la seguridad vial.