Camiones carretera Alemania

Para la organización, el nuevo Parlamento Europeo tiene que hacer frente a seis prioridades del mercado europeo de transporte.

La Unión Europea de Transportistas por Carretera, UETR, ha elaborado un manifiesto con las principales reivindicaciones de los pequeñas y medianas empresas, así como de los autónomos del transporte por carretera europeo, de cara a las próximas Elecciones al Parlamento Europeo de finales de mes.

El documento sitúa como principales retos a los que se enfrenta el sector del transporte la transición ecológica, la digitalización, la seguridad y los recursos humanos, al tiempo que considera al crecimiento de las empresas buzón, la ausencia de armonización en la inspección y control y la falta de rentabilidad empresarial como principales inconsistencias del mercado europeo de transporte.

Por este motivo, la organización europea estima que deben establecerse «instrumentos que garanticen una competitividad leal entre las empresas, corresponsabilidad compartida con los clientes, respeto a los plazos de pago, trabajos de calidad y atractivos, e incentivos fiscales y financieros para la transformación hacia una flota de bajas emisiones», a partir de seis prioridades.

Reglas de juego leales

Por lo que respecta a la competitividad, UETR pide que se aseguren unas reglas de juego leales para todos los transportistas que operen en el espacio de la Unión Europea, una reducción de las cargas administrativas y  fiscales, una aplicación uniforme de la legislación sectorial europea, un tratamiento igualitario para todos los modos de transporte y reforzar el acceso al crédito y la financiación para las pymes.

En cuanto a la mano de obra en el sector, se pide potenciar el atractivo de la profesión y anticipar el impacto de las futuras tecnologías en la profesión, mientras que en lo relativo a la digitalización se aboga por promover un desarrollo total de las tecnologías digitales aplicadas al transporte para una mayor eficiencia y competencia leal, así como por el establecimiento de ayudas financieras para ayudar a las empresas transportistas en su transición.

En lo relativo al medioambiente, la organización continental a la que pertenece Fenadismer pide apoyos en el ámbito financiero e impositivo en la adquisición de unidades Euro 6, por lo que respecta a la capacidad de la infraestructura se piden mejoras en la conectividad y la eliminación los cuellos de botella actualmente existentes en la red viaria, así como la promoción de áreas de aparcamiento seguras para camiones y en cuanto al Brexit’, se solicita una solución sostenible que permita a las empresas europeas continuar operando en el mercado británico.