Maersk ha encargado a Hyundai Mipo Dockyards la construcción de un buque portacontenedores con motor dual que le permita navegar con metanol o con combustible tradicional con muy bajo contenido de azufre.

El grupo naviero danés tiene previsto que el buque enarbole bandera danesa y que se incorpore al servicio que realiza su filial Sealand Europe en el mar Báltico, entre el norte de Europa y la bahía de Botnia, a partir de 2023.

Con esta incorporación, la naviera da un paso más para reducir las emisiones contaminantes en sus servicios de transporte marítimo, como parte de una iniciativa más ambiciosa en la gestión integral de la cadena de suministro.

El portacontenedores tendrá una eslora de 172 metros de largo e incorporará propulsión de metanol para la embarcación será desarrollada por MAN Energy Solutions y Hyundai Engine and Machinery para el motor principal y por Himsen para el motor auxiliar.

La naviera danesa estima que más de la mitad de sus clientes más grandes han fijado ya o están en proceso de establecer objetivos de sostenibilidad ambiciosos para sus cadenas de suministro, lo que convierte el pedido en otro paso importante en los esfuerzos de Maersk para dar servicio a un creciente número de clientes que solicitan servicios de transporte neutros en carbono.