El ambicioso proyecto de transformación de la cadena de suministro que Mahou San Miguel emprendió para mejorar la logística «ha dotado a la compañía de nuevas y mejores infraestructuras».

Así lo ha señalado el director de servicios logísticos de la compañía, Miguel Ángel Miguel, en una entrevista concedida a los organizadores del Retail Supply Chain Solutions 2017′.

Según ha explicado Miguel, la logística de la compañía se basa en dos pilares fundamentales: la intercambiabilidad, para producir en todos los centros de producción el mayor número de referencias de alta y media rotación; y un nuevo modelo de distribución basado en la separación de los canales de Hostelería y Alimentación, y en nuevas plataformas regionales para este último.

Logística diferenciada para cada cliente

La logística para el canal Horeca se gestiona directamente desde cada centro de producción, con altos niveles de automatización, para reducir los plazos y mejorar la eficiencia y la calidad del producto.

Con este mismo fin, la compañía se apoya en sus concesionarios o distribuidores regionales. Además, «hay algunos clientes de Hostelería organizada que empiezan a tener sus operadores logísticos a los que atendemos directamente», apunta Miguel

En cuanto al modelo logístico para atender a la Alimentación, la compañía dispone de cuatro nuevas plataformas regionales ubicadas junto a cada centro de producción, en Alovera, Burgos, Lérida y Málaga.

Estos centros le han permitido reducir considerablemente el tiempo de espera al cliente. Así, se gestiona a través de distintos operadores logísticos, con personal e instalaciones en exclusividad para la cervecera, encargado de la preparación, almacenaje y distribución de los pedidos.