Desembarque hortofruticola puerto

Marruecos representa el 22% del valor de la importación española y el 12% del volumen.

En 2017, la importación española de frutas y hortalizas procedentes de Marruecos ha crecido un 26% en volumen, situándose en 367.239 toneladas, y un 31% en valor, totalizando 555,5 millones de euros, según datos de la Dirección General de Aduanas recogidos por Fepex.

El país africano se consolida así como el primer proveedor del mercado español de importación hortofrutícola, con un incremento del 107% en el volumen en los últimos cinco años, pasando de 177.097 toneladas en 2013, a 199.437 toneladas en 2014, 242.172 toneladas en 2015, 291.694 toneladas en 2016 y 367.239 toneladas en 2017.

El aumento ha sido del 188% en valor, pasando de 192,5 millones de euros en 2013, a 250,3 millones de euros en 2014, 337,2 millones de euros en 2015, 424,4 millones de euros en 2016 y 555,5 millones en 2017.

En el último ejercicio, se han importado 207.211 toneladas de hortalizas, un 4% más que en 2016, por un valor de 286,8 millones de euros, que supone un alza del 16%. En cuanto a las frutas, se han importado 160.029 toneladas, un 72% más, con un valor de 268,7 millones de euros, un 52% más.

La principal hortaliza importada es la judía verde, seguida del tomate, el pimiento, el calabacín y el pepino. Por su parte, la fruta que ocupa el primer lugar es la sandía, seguida de la naranja y los frutos rojos, como la frambuesa y el arándano.

Marruecos ha representado el 22% del valor de la importación española de frutas y hortalizas y el 12% del volumen durante el año 2017. El segundo proveedor es Francia, con 824.003 toneladas en 2017, un 3% más que en 2016, con un valor de 304,3 millones de euros, un 3% menos.

Para Fepex, resulta preocupante el fuerte crecimiento de las compras a Marruecos en una amplia gama de productos, especialmente en aquellos con calendarios de producción coincidentes con los españoles.