Con el objetivo de integrar los vehículos pesados en el ámbito de las operaciones urbanas de distribución, Daimler Trucks ha presentado el nuevo ‘Mercedes-Benz Urban eTruck‘, el primer camión totalmente eléctrico con un peso máximo admisible de hasta 26 tn.

Antes del lanzamiento de este modelo, que es probable que se produzca a principios de la próxima década, el fabricante ha realizado diversas pruebas con los consumidores con el Fuso Canter E-Cell, lo que está ayudándo a mejorar el desarrollo de los camiones eléctricos y su producción en serie.

De hecho, una parte considerable de sus inversiones futuras se destinarán a la división de camiones en las áreas de investigación y desarrollo para seguir avanzando en la conducción eléctrica, de la misma manera que ya se están logrando los objetivos marcados en la conducción autónoma.

En este momento, algunos de los asuntos a tratar para el completo desarrollo de esta tecnología son la mejora de la calidad del aire, la reducción del ruido y las zonas de acceso restringido, especialmente en las grandes ciudades, ya que cada vez más cantidad de gente se está trasladando a las grandes urbes.

En este sentido, ciudades como Londres o París ya están planteándose prohibir los motores de combustión interna en el centro de las ciudades en el futuro, lo que significa que existirán camiones totalmente eléctricos que garantizarán el suministro de alimentos y otros artículos de primera necesidad.

Hasta hace poco, el uso de motores eléctricos en camiones parecía inimaginable, especialmente por los elevados costes de las baterías, pero la tecnología se ha desarrollado bastante en este terreno. El fabricante confía en que una batería para un motor 2.5, que en 1997 suponía un gasto de 500 euros/kWh se reduzca de cara a 2025 hasta 200 euros/kWh. Al mismo tiempo, mejorará su rendimiento.

Mercedes e-Truck

La cadena de transmisión se ha reemplazado por un eje trasero que se acciona con un motor eléctrico

El fabricante aspira a comenzar a integrar a los clientes en este tipo de tecnología con el modelo ‘Urban eTruck’, aprovechando sus experiencias para mejorar las capacidades operativas y la infraestructura para la carga de la batería en las operaciones de transporte diarias.

Se trata de un vehículo para distribución de tres ejes, en el que se ha revisado totalmente todo el concepto de conducción, ya que la cadena de transmisión se ha reemplazado por un eje trasero que se acciona con un motor eléctrico. La batería consta de tres módulos de baterías de iones de litio, lo que permite una duración de hasta 200 kilómetros.

Fuso Canter E-Cell

La primera generación de vehículos totalmente eléctricos llegó en 2010 con el Fuso Canter E-Cell. En 2014, le siguió la segunda generación, que fue probada en algunas operaciones con flotas en Portugal y era capaz de cubrir hasta 100 kilómetros, más de la distancia diaria que realizan la mayoría de los camiones ligeros de distribución.

Estos vehículos son capaces de realizar más de 50.000 kilómetros en un año y aprovechan la energía generada, reduciendo las emisiones de dióxido de carbono un 37% respecto a un motor diésel. También los costes operativos han disminuido un 64% de media. Además, supone un ahorro de hasta 1.000 euros por cada 10.000 kilómetros.

Desde abril, el servicio de paquetería de Hermes está probando en Alemania cinco Fuso Cater E-Cell, tratando de obtener información sobre todo lo que tiene que ver con las operaciones con clientes.