Mercedes-Benz inicia el periodo de pruebas de su camión para distribución urbana eActros movido únicamente por energía eléctrica. En los próximos meses se tendrá la oportunidad de probar la rentabilidad y viabilidad de 10 vehículos de propulsión eléctrica con un peso máximo autorizado de 18 y 25 toneladas.

Inicialmente, las pruebas se centrarán en camiones de dos y tres ejes destinados al transporte de mercancías en áreas urbanas. En comparación con el prototipo, se han introducido numerosas mejoras técnicas, por ejemplo, 11 paquetes de baterías que garantizan el suministro eléctrico. Además, se han incluido otros componentes del consorcio Daimler destinados a aumentar la fiabilidad.

El eje propulsor se basa en el eje pórtico que ya ha demostrado su idoneidad como eje de piso bajo en los autobuses híbridos y de pila de combustible de la marca, que ha sido completamente rediseñado y adaptado para su uso en este vehículo.

Por otro lado, el concepto de la propulsión se apoya en dos motores eléctricos ubicados cerca de los cubos de ruedas del eje trasero. Estos motores asíncronos, trifásicos y refrigerados por líquido trabajan con una tensión nominal de 400 voltios y generan una potencia de 125 kW cada uno, con un par máximo de 485 Nm.

Las relaciones de engranaje convierten esta potencia en un par motor de 11.000 Nm, lo que resulta en un rendimiento de conducción equiparable al de un camión diésel. La energía para una autonomía de hasta 200 kilómetros es proporcionada por baterías de iones de litio de 240 kWh.

Por razones de seguridad, las baterías están protegidas por carcasas de acero, de forma que en caso de colisión, los soportes ceden y la energía es desviada para no dañar las baterías. Los acumuladores pueden recargarse desde dispositivos de carga móviles en un plazo de entre tres y once horas.

eActros Mercedes eléctrico distribución

Paquete de baterías que alimentan los dos motores eléctricos.