Mercedes-Benz lleva a cabo, en colaboración con la norteameriana Matternet y la suiza Siroop, una prueba piloto para la entrega de paquetes de comercio eléctronico con un sistema mixto que utiliza drones y furgonetas de reparto en la ciudad suiza de Zurich.

En concreto, está previsto que durante un plazo de tres semanas los clientes de Siroop puedan solicitar la entrega de sus pedidos de hasta dos kilos de peso en el mismo día a través de este sistema.

El sistema consiste en establecer cuatro puntos de entrega y recogida en todo Zurich, en los que se estacionarán las dos furgonetas Mercedes-Benz Vito que se utilizan en este proyecto, con el fin de que los drones aterricen sobre su techo para depositar los paquetes que transportan desde el almacén de Siroop y vuelvan a despegar para regresar a su base.

Los drones que se utilizan en este piloto son capaces de transportar paquetes de hasta dos kilos de peso en un radio de 20 kilómetros y han sido preparados para operar en entornos urbanos.

Una vez recogido el paquete, el conductor de las furgonetas se encargará de llevar la entrega al destinatario final.

Valoración de costes para analizar su viabilidad

La intención de este proyecto es calcular el tiempo de entrega que se obtiene con este sistema para compararlo con los métodos tradicionales de entrega domiciliaria, con el fin de mejorar el proceso y decidir si es eficiente, tanto desde un punto de vista económico, como de tiempo.

Esta es la primera vez que se prueba en condiciones reales este sistema de entrega automatizada de paquetería con drones en entornos urbanos.

Mercedes lleva trabajando en este proyecto desde septiembre de 2016.

El sistema, según la marca, ofrece una reducción tanto del tiempo como de los costes de las entregas urbanas y, al tiempo, ofrece un alto nivel de seguridad, ya que los drones aterrizan y despegan a dos metros del suelo, sobre el techo de las furgonetas, sin afectar a las personas que están alrededor.