La factoría de Mercedes en Vitoria, en la que se fabrican las furgonetas Vito y los vehículos Clase V, reanuda este lunes 27 de abril su actividad con la adopción de protocolos de prevención y de seguridad para sus empleados, por lo que será la primera de las plantas españolas del sector de automoción en retomar la actividad. Sin embargo, desde el comité de empresa se insiste en que las medidas planteadas on insuficientes, por lo que no han dado el visto bueno a la planta para reanudar la producción que tampoco cuenta con el aprobado de los sindicatos.

La planta con 5.000 trabajadores, cesó la producción el pasado 16 de marzo, después de que los miembros del comité se plantasen ante la línea de salida de los vehículos acabados para exigir a la dirección que priorizara la salud de la plantilla frente a la producción y parase la actividad.

En la reanudación, está previsto un ritmo todavía lento durante las primeras semanas, lo que unido al parón de las semanas anteriores, supondrá una disminución de la producción de las furgonetas Vito y los vehículos Clase V del 18 % para este 2020, por debajo de las 130.000 unidades, frente a la previsión inicial de 159.000 unidades.

Así en las dos primeras semanas trabajará uno de los tres turnos de producción, en horario de mañana. A partir del 11 de mayo, serán reemplazados por los turnos 2 y 3 en horario de mañana y tarde, y en la cuarta semana volverán al trabajo los tres turnos. Además, dentro de los propios turnos habrá separaciones, de forma que la mitad de los trabajadores entrarán diez minutos antes que la otra mitad, para evitar aglomeraciones en la entrada y en la salida.

No obstante, para los representantes de los trabajadores estas medidas no son suficientes, y piden a la empresa que reconozca el esfuerzo adicional de tener que trabajar toda la jornada con mascarilla, con gafas o con una pantalla, aumentando los tiempos de descanso.

Por su parte, desde la empresa se asegura que la salud de los trabajadores es su prioridad, por lo que se impartirá una formación en prevención antes de reanudar la actividad, además de proporcionar trajes de seguridad, mascarillas y máscaras protectoras y se van a modificar puestos de trabajo que estén a poca distancia.