furgonetas reparto distribución urbana vehículos comerciales en una calle de Madrid

La movilidad sostenible en las ciudades es una tendencia creciente en Europa.

El crecimiento del comercio electrónico y los cambios que están experimentando los hábitos de consumo dirigen la evolución de la gestión logística hacia tendencias como la digitalización y la sostenibilidad, que de este modo se convierte en los ejes de crecimiento de la actividad logística.

Dentro del ámbito de la distribución urbana de mercancías, las políticas municipales a nivel europeo se mueven para favorecer la movilidad sostenible, una visión que está obligando a las empresas que realizan reparto a introducir mejoras en sus sistemas de gestión de flota y a adaptar las flotas a esta nueva realidad normativa. 

Al mismo tiempo, la evolución que están viviendo las nuevas tecnologías marca un fuerte ritmo en el que las empresas intentan adaptarse a as demandas de un mercado cambiante con agilidad, trazabilidad y visibilidad en la entrega, lo que requiere inversiones en tecnología y en personal especializado.

En este sentido, en el último año ALC ha invertido 1,5 millones de euros para dotar a la compañía de tecnología y personal especializado para afrontar los retos actuales y de futuro, como ha explicado su director de desarrollo, Pedro Sánchez, en el último Congreso de Aecoc de Bienes Tecnológicos de Consumo, con una especial atención en la planificación, factor esencial para lograr la máxima eficiencia y cumplir con los plazos y condiciones de entrega.