Por primera vez en má de 25 años, Maersk podría perder su posición como la mayor naviera de contenedores del mundo. MSC ha estado adquiriendo tonelaje de segunda mano de forma masiva en los último seis meses, lo que en combinación con sus nuevos pedidos de buques de 24.000 TEUs, le permitiría superar a su socio en la alianza 2M.

Así se refleja en el último informe de la consultora Alphaliner, que recuerda que aunque pueda superarla en términos de capacidad operativa cuando reciba sus pedidos, no lo haría en cuanto al tonelaje en propiedad medido en TEUs, donde Maersk sigue dominando el mercado.

MSC, cuyo consejero delegado actual es Soren Toft, antiguo jefe de Operaciones de la naviera danesa, se convirtió en la segunda mayor naviera del mundo en 2004, y desde entonces, ha seguido escalando hacia la máxima posición.

Recientemente, ha adquirido en el mercado de segunda mano el Acacia Makoto, de 1.850 TEUs de capacidad, que pertenecía a Qingdao Pengteng, al que se suman el Voronezh de Fesco, de 1.730 TEUs y el RHL Aurora de Hamburger Lloyd, de 1.732 TEUs.

Por su parte, Maersk está aplicando una estrategia centrada en la rentabilidad, por encima del tamaño de su flota. No obstante, la pérdida de la primera posición del ranking podría tener cierto impacto emocional para el grupo.