La Autoridad Portuaria de Valencia sigue dando nuevos pasos en su estrategia de sostenibilidad y, en esta línea, tiene previsto invertir más de un millón de euros en la mejora de la eficiencia energética de la planta de climatización de sus edificios.

Los responsables del enclave levantino estiman que esta medida permitirá una importante reducción de las emisiones de CO2 de las instalaciones.

La actuación consiste en la modificación del sistema hidráulico actualmente instalado de caudal fijo a caudal variable con el fin de conseguir un ahorro importante de energía eléctrica que podría alcanzar el 23%.

La Autoridad Portuaria de Valencia espera con esta iniciativa reducir el consumo de su planta de climatización, que actualmente es de 650.000 kilowatios por hora y año, que equivale a 233.000 kilogramos de dióxido de carbono, en 53.700 kilogramos de dióxido de carbono anuales.

Con toda una batería de medidas de lucha contra el cambio climático y de reducción de emisiones, la Autoridad Portuaria de Valencia trabaja para compatibilizar la reducción del impacto de las actividades portuarias en el medio ambiente con el crecimiento de la actividad comercial.

En este sentido, su Plan de Empresa para los próximos años recoge actuaciones para fomentar la energía verde y la reducción de gasto energético, con inversiones en programas de eficiencia energética y sistemas de control de consumos por valor de 3,2 millones de euros, así como  15 millones de euros para la generación eólica y 2,8 millones para sistemas de generación fotovoltaica.