A partir del 1 de julio de 2021, todos los nuevos vehículos eléctricos de la UE deberán emitir un cierto nivel de sonido cuando se desplacen a velocidades inferiores a los 20 km/h. La alerta acústica requerida depende de la velocidad y se hace más perceptible a medida que la velocidad va en aumento.

A la velocidad máxima de 20 km/h, debería ser, al menos, de 56 decibelios. Estados Unidos tiene una legislación similar para vehículos que se desplacen a 30 km/h o menos. Si el vehículo es demasiado silencioso, debe incorporarse un sistema de alerta acústico externo para vehículos (AVAS).

Para cumplir con estas nuevas exigencias y aprovechar las ventajas que ofrecen los niveles de ruido más bajos que incorporan los vehículos eléctricos, Volvo Trucks ha desarrollado un conjunto exclusivo de sonidos para sus camiones eléctricos.

El sistema de alerta acústica se ha desarrollado con el fin de que los usuarios de la carretera se aperciban de su aproximación. Los avisos sonoros se han diseñados para que resulten agradables y discretos, tanto para el conductor como para las personas cercanas.

El sistema de alerta acústico de Volvo emite cuatro sonidos diferentes, dependiendo de lo que está haciendo el camión, como por ejemplo avanzando, en ralentí, o dando marcha atrás y variarán en intensidad en función de la velocidad del camión y su frecuencia cambiará durante la aceleración y desaceleración.