La última reunión del Comité de Protección del Medio Ambiente Marino de la OMI ha permitido abordar los asuntos más urgentes en esta materia, como la adopción de enmiendas al Convenio Marpol o los avances de los grupos de trabajo sobre la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

En el caso de las enmiendas, correspondientes al anexo VI del Convenio, introducen nuevos procedimientos para la toma de muestras y la verificación del contenido de azufre en el combustible, así como nuevos factores de reducción aplicables en el Índice de Diseño de Eficiencia Energética, EEDI.

Desde Bimco, recalcan que el procedimiento para la toma de muestras a bordo no es el más adecuado y que la única muestra representativa será la llamada muestra Marpol. En cualquier caso, las enmiendas no modifican el límite legal del 0,5% en el contenido de azufre.

Respecto a los nuevos factores de reducción del EEDI, refuerzan los requisitos exigidos para ciertos tipos de buques, como portacontenedores o buques de carga general desde el 1 de enero de 2022.

También se han adoptado enmiendas al Convenio internacional para el control y la gestión del agua de lastre, para la introducción de nuevos test de los sistemas de gestión durante el proceso de instalación y la modificación del formato del certificado expedido. En este caso, entrarán en vigor el 1 de junio de 2022.

Próxima sesión en junio de 2021

Por otro lado, se han valorado las enmiendas al anexo VI presentadas por el grupo de trabajo para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, centradas en el Índice de Eficiencia Energética de Buques, EEXI, y el indicador sobre la intensidad de carbono.

Dos grupos de trabajo avanzarán en paralelo en estos asuntos hasta la próxima sesión del Comité, prevista para junio de 2021, en la que se adoptarán finalmente las enmiendas.

La OMI llevará a cabo un estudio para evaluar el impacto de las posibles medidas a corto plazo en los diferentes países, especialmente en los que están en desarrollo y en los menos desarrollados, así como en los pequeños territorios insulares.

Al mismo tiempo, se avanzará en la elaboración de guías sobre el método de cálculo y la certificación del EEXI, el sistema de limitación de la potencia de los motores para cumplir con los requisitos del índice, el método de cálculo del indicador sobre la intensidad de carbono y la manera de establecer puntos de referencia en este sentido y factores de reducción.

Por último, durante la sesión se ha aprobado el IV Estudio de la OMI sobre las emisiones de gases de efecto invernadero, que muestra una clara desconexión en 2009 entre las emisiones y el incremento de los volúmenes de transporte marítimo. También refleja un descenso de la intensidad del carbono en el periodo en revisión, gracias al impacto positivo de las medidas de la Organización.