El Consejo de Ministros ha prorrogado en su reunión de esta semana la limitación de los vuelos directos y buques de pasaje entre Reino Unido y los aeropuertos y puertos españoles, así como los vuelos desde Brasil y Suráfrica a los aeropuertos españoles.

Con el Reino Unido solo podrán realizarse vuelos o desembarco de buques de pasaje a España que estén ocupados por ciudadanos españoles o andorranos, así como residentes en ambos países.

La medida entrará en vigor desde las seis de la tarde del 16 de febrero, fecha en la que acababa la anterior prórroga, y estará vigente hasta las seis de la tarde del 2 de marzo.

Sin embargo, estas restricciones no afectan a los conductores de las cabezas tractoras que se emplean para el transporte de carga rodada, ni tampoco al personal aeronáutico necesario para llevar a cabo las actividades de transporte aéreo.

Así mismo, se podría prolongar en función de la evolución de la pandemia y de la coordinación de medidas a nivel comunitario.

Además, se contemplan otras exenciones relativas a transportes aéreos o marítimos de Estado, servicios de búsqueda y salvamento, vuelos con escala en territorio español con fines no comerciales y que tengan por destino final otro país, vuelos exclusivos de carga o buques que hayan salido de un puerto de Reino Unido antes del inicio de la restricción, entre otros.

De igual manera, la prórroga de la medida está destinada a contener la progresión de la enfermedad y reforzar los sistemas sanitarios y sociosanitarios, en línea con las recomendaciones en el ámbito de la coordinación europea.