La nueva gama de furgonetas medias que nace de la colaboración entre Toyota y el grupo PSA en el segmento del vehículo comercial, y que comenzará a comercializarse en el presente 2016, ha sido presentada oficialmente en el Salón del Automóvil de Ginebra, en su versión para el transporte de viajeros.

Ambos grupos mantienen un acuerdo de colaboración firmado en 2012, tras la decisión del grupo Fiat de desvincularse de este consorcio que dio lugar a la entrada del fabricante japonés, por el que se ha desarrollado el nuevo vehículo comercial, sustituto del Peugeot Expert y del Citroën Jumpy.

Los asistentes al evento han podido contemplar en el stand de Citroën el nuevo SpaceTourer. Este vehículo estará disponible en motorizaciones diésel de última generación de la familia de los BlueHDi hasta 180 CV y 400Nm, que proporcionan bajos niveles de consumos y de emisiones de CO2. 

Con un diseño de líneas fluidas y una arquitectura pensada para la practicidad, el nuevo vehículo cuenta con una altura de 1,90 m y tres longitudes a elegir, de las que una de ellas, la de 4,60 metros, es inédita en el mercado. Además, su plataforma modular derivada de la EMP2 ofrece más espacio a bordo, más volumen de maletero y más manejabilidad. 

Por otro lado, la furgoneta dispone de puertas laterales deslizantes con apertura manos libres, de una luneta de portón abrible y de numerosos huecos portaobjetos. Entre los sistemas que facilitan la labor de los conductores se encuentran el Aviso de Atención del Conductor y el Aviso de Riesgo de Colisión.

Salpicadero Toyota proace Verso presentado en Ginebra 2016

El Toyota Proace Verso dispone de tres versiones de carrocería y cinco motorizaciones diésel.

Por su parte, Toyota ha aprovechado toda la experiencia acumulada con la primera generación de Proace, que sustituyó a Hiace en 2013, para crear Proace Verso, con tres versiones de carrocería y una gama de cinco motores diésel, de 1.6 y 2.0 litros y de 95 a 180 CV.

La furgoneta destaca por su completo equipamiento, con elementos como asientos deslizantes sobre raíles, posibilidad de apertura independiente de la luneta posterior para facilitar la carga y descarga sin necesidad de abrir todo el portón, puertas laterales automáticas de accionamiento con el pie o techo panorámico.

El shuttle, una de las versiones en las que se ofrecerá el vehículo, está orientado a los trabajadores autónomos que le den un uso familiar y/o comercial a la furgoneta.