Acceso al puerto de Gijon

El nombramiento del nuevo director del puerto de Gijón no convence en Puertos del Estado.

El Consejo de Administración del puerto gijonés, a pesar de que desde la Autoridad Portuaria se considera que el acuerdo adoptado el pasado 19 de noviembre, en el que se nombró a José Luis Barettino como director general de la entidad, no está afectado por ninguna irregularidad que pudiera invalidar el nombramiento, y con el fin de garantizar la plena seguridad jurídica del normal desenvolvimiento de la entidad ante las dudas suscitadas por Puertos del Estado, ha procedido a ratificar todos los acuerdos de la citada sesión, incluído el nombramiento de Barettino.

En esta ocasión han sido tres y no cuatro, los votos en contra de los representantes del Gobierno central. Además, la reunión se celebró sin el asesoramiento de un abogado del Estado, debido a la destitución de José María Alcoba, a instancias de José Llorca, dejó provisionalmente vacante el puesto.

Como se recordará, los cuatro representantes de las administraciones en el Consejo de Administración del puerto de Gijón, votaron en contra del nombramiento de Barettino el pasado viernes 20 de noviembre, como muestra de que no contaba con el apoyo de Puertos del Estado.

José Luis Barettino, secretario general y responsable de la Asesoría Jurídica de la Autoridad Portuaria hasta ese momento, sucedía en el cargo a Gonzalo Mallo, anterior gerente de Ebhisa, que dejó el cargo ‘por motivos personales’.

Se superarán los 21,5 millones de toneladas

En cuanto a las estimaciones de cierre de tráfico del puerto gijonés en este ejercicio apuntan a que se moverán más de 21,5 millones de toneladas, lo que supondrá un crecimiento de casi el 13% respecto al año anterior.

En este capítulo, destaca el excelente comportamiento de los tráficos de Ebhisa, que con 15,5 millones de toneladas ha sido un factor determinante para que el tráfico portuario alcance cifras del orden de las que existían antes de la crisis.

Por capítulos, los graneles líquidos crecerán el 2,5% mientras que los sólidos experimentan un retroceso en torno al 7%, al igual que la mercancía general que se espera disminuya el 25%.

En este apartado, siguen al alza los tráficos de contenedores en sus dos modalidades, con crecimientos del 14 y el 11% y que alcanzan cifras récord en la dársena gijonesa con 61.000 TEUs y más de 775.000 toneladas.

La terminal de Ebhisa ha confirmado las mejores expectativas y ha descargado más de nueve millones de toneladas de materias primas con destino a la siderurgia, mientras que el carbón térmico alcanzó casi los 6,5 millones de toneladas, por lo que en conjunto el crecimiento de la terminal granelera supera el 25% respecto al pasado ejercicio.