El accionista único de San José-López, SJL Maghreb, ha tomado la decisión el pasado 30 de octubre de proceder a la escisión parcial de la sociedad.

La operación se desarrolla mediante la transmisión en bloque de parte de su patrimonio en favor de una sociedad limitada de nueva constitución, que se denominará San José López Logistics y que adquirirá estos bienes por sucesión universal, con la propia San José-López como matriz.

Como consecuencia de la escisión parcial, San José-López reduce sus reservas de libre disposición, aunque, al darse la escisión parcial únicamente a cargo de reservas de libre disposición, no resulta necesaria la reducción del capital social ni la disminución del valor nominal de las acciones de la compañía radicada en el municipio guipuzcoano de Oyarzun.

Reorganización del cuadro directivo

Esta escisión se produce en el marco de la nueva reorganización de la empresa y de su cuadro directivo, que ha sufrido una profunda renovación en los últimos meses.

A la salida de la compañía a finales de 2018 del entonces director general de la división española, Gerardo Gómez Monge, cuyas funciones fueron asumidas por el presidente, director general y consejero de SJL Maghreb SA, Mohamed Didouch, en los meses de verano de 2020 ha sido el propio Didouch quien salía de la empresa. Otros directivos de la empresa guipuzcoana han abandonado la empresa a mediados de 2020, como el director comercial Enrique Satrústegui por jubilación, o Pelayo García-Comas, que se había incorporado en junio 2019 como director del área de transporte por carretera o el resto de los ‘históricos’ de la empresa de transportes.

El actual cuadro directivo está encabezado por Laurent Simon, actual consejero delegado del grupo, Domingo Peña, ex-TNT y ex-director de operaciones en FedEx, como nuevo director general de la división de transporte terrestre y Christophe Haviland como nuevo director comercial.

A esta reordenación del cuadro directivo se une la reciente venta de los terrenos del polígono Lanbarren que ocupara en su día San José-López, por la gestora anglo sudafricana Investec Assets Management, que compró en abril de 2017 la empresa guipuzcoano marroquí de transporte y donde se construirá una plataforma logística para Amazon.

La compañía cuenta en la actualidad con tres delegaciones para el resto de España, así como delegaciones específicas para Francia, el Reino Unido, los países nórdicos, Alemania, Italia, los Países Bajos y Marruecos y de bases de tráfico en Madrid, Figueras, Orleans, Tánger, Tánger Med y Casablanca.