Fenadismer ha analizado la evolución de las formas y plazos de pago en el sector del transporte por carretera en agosto de 2020 a través del Observatorio permanente de la morosidad, que puso en marcha en julio de 2012.

La encuesta se realiza a partir de una muestra de 800 empresas transportistas titulares de vehículos pesados de servicio público de ámbito nacional, a las que se solicita información acerca de las modalidades de pago y los plazos de pago que perciben.

Se trata de verificar el grado de cumplimiento de la legislación vigente en materia de morosidad en las relaciones comerciales, que establece un plazo máximo de pago de 30 días desde la fecha de prestación del servicio, ampliable a un máximo de 60 días si así lo acuerdan las partes.

Los resultados del décimo mes del ejercicio apuntan a que los medios de pago preferidos por los clientes de los transportistas son la transferencia, con un 45%, seguido por el confirming, con otro 42%, el pagaré, con un 13%, y el cheque, con menos de un 1%.

En lo relativo a los plazos de pago, han incumplido la Ley de Morosidad un 71% de los pagos realizados por los clientes a los transportistas.

De igual modo, la media en los plazos de pago ha retrocedido levemente desde los 86 días de septiembre hasta los 85 días del pasado octubre, aunque, en todo caso, permanece muy por encima del registro de febrero, el último anterior a la crisis sanitaria, cuando se registraban 78 días de media.