DPD sigue dando pasos en firme para consolidar un papel protagonista en el sector español de paquetería.

Si hace unos días cerraba la entrada como accionista mayoritario en Tipsa, ahora, el operador del grupo francés DPD, a través de Seur, ha cerrado un acuerdo para entrar en el capital de Pudo.

De este modo, la empresa de paquetería se hará con un 25% del capital de la red de taquillas inteligentes y, de este modo, refuerza su compromiso para seguir desarrollando soluciones de entregas no domiciliarias que ayuden a optimizar la última milla.

La empresa de paquetería estima que las consignas suponen una opción de futuro para los envíos de comercio electrónico, evitando las entregas fallidas y facilitando que el receptor pueda acceder a su paquete en el momento que lo desee.

Según registros estadísticos que elabora el grupo francés, un 10% de los compradores europeos escoge este sistema para recibir sus pedidos. Sus cálculos reflejan, además, que cada paquete entregado en un locker reduce un 63% las emisiones de CO2 asociadas al envío.

Mientras que esta opción es una realidad asentada en otros países europeos, en España tiene un amplio camino por recorrer todavía.