ferry excelsior de la naviera SNCM

Ferry 'Excelsior' de la naviera SNCM.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha desestimado el recurso presentado por el Estado francés contra la sentencia que obliga a la naviera francesa Société Nationale Maritime Corse Méditerranée (SNCM), a devolver 220 millones de euros de ayudas estatales que considera ilegales.

La naviera recibió la ayuda durante su privatización en 2006, obteniendo en aquel momento la aprobación de la Comisión Europea, pero en 2012 el Tribunal General, primer nivel del TJUE, ordenó devolver las ayudas tras una denuncia por parte de Corsica ferries, competidor directo de la naviera.

Ante esta primera resolución, el Estado francés, que tiene una participación directa del 25% en la naviera, y SNCM, ahora propiedad de la compañía Transdev en un 66%, firma que es una empresa conjunta entre Veolia y el banco estatal francés CDC, presentaron un recurso de apelación que ahora ha sido desestimado. 

Por tanto, tras esta última resolución motivada por los consejos del abogado general del tribunal Melchior Wathelet, que en enero rechazó los recursos de casación y propuso al Tribunal de Luxemburgo desestimarlos, se ha impuesto definitivamente a SNCM la obligación de pagar la multa, estableciendo la posibilidad de imponer multas a Francia si no ejecuta la orden.

Pérdidas de 250 millones de euros

Durante los últimos años, SNCM ha acumulado pérdidas por valor de 250 millones de euros. Además, se ha presentado contra ella una segunda alegación para devolver las ayudas estatales del período 2007-2013.

Ante la difícil situación, desde Veolia vienen señalando durante los últimos meses que la única manera de proteger a la naviera es ampararse en la protección judicial, y continuar con la parte viable del negocio bajo una nueva estructura jurídica y nuevos accionistas. Sin embargo, desde Transdev han informado de que no se producirán nuevas inyecciones en el capital de la naviera.

Además, el Estado francés no es partidario de solicitar dicha protección, prometiendo el pasado mes de julio a los sindicatos que no la solicitaría antes de finales de octubre, pero si la naviera se queda sin dinero para pagar salarios y combustible antes de esta fecha, es posible que la protección del tribunal se adelantase. 

Por otro lado, otra posible solución que se barajaba, la de encontrar un comprador para la naviera francesa, también ha fracasado. Las navieras Siem Shipping de Noruega, y Baja Ferries de México habían considerado la compra de SNCM, a condición de garantías de que no tendrán que devolver las ayudas, pero los accionistas han asegurado que no pueden ofrecer dichas garantías.