La terminal Best sigue adaptando su operativa a las novedades introducidas en los aspectos del CAU relacionados con el nuevo papel de las terminales en lo referente a servicios aduaneros.

En este sentido, la instalación barcelonesa ofrecerá a sus clientes el servicio de reconocimiento físico de mercancías en las inspecciones llevadas a cabo dentro de sus instalaciones, dado que, al tener la condición de OEA y de representante aduanero, considera estar capacitada para prestar este servicio de una manera eficiente y segura, gracias a la presencia de su propio personal en las inspecciones realizadas por la Aduana.

Los responsables de la terminal estiman que este nuevo servicio ofrece importantes ahorros en recursos y en tiempo, al no tener que desplazar a su personal a la terminal, al tiempo que aporta eficiencia y agilidad al obtener información en tiempo real acerca de las inspecciones realizadas.

De igual modo, en el marco de la crisis sanitaria, la posibilidad de contar con un servicio de reconocimiento físico de mercancías se traduce en mayor seguridad para todos al evitar desplazamientos y aglomeraciones de personas en el lugar de inspección, minimizando de manera considerable los riesgos de posibles contagios.

En este mismo sentido, tampoco es necesario tomar medidas adicionales como las citas previas para la asistencia de los representantes aduaneros a las inspecciones.