Las operaciones de TNT Express han tenido que ser suspendidas este miércoles 28 de junio después de que sus sistemas de información se vieran afectados por un ataque informático.

Actualmente, su red doméstica y regional está de nuevo operativa, pero sufre ciertos retrasos, igual que sus servicios intercontinentales, por lo que desde su empresa matriz, FedEx, están ofreciendo otras alternativas.

En el operador holandés comenzaron a experimentar interferencias en sus sistemas de tecnologías de la información tras el ataque ‘ransomware‘ mundial que el martes logró infectar los ordenadores de la petrolera rusa Rosneft, el aeropuerto de Ucrania y la naviera danesa Maersk, así como el Banco Nacional de Ucrania o la agencia de publicidad británica WPP, entre otros.

Así lo han explicado desde FedEx, haciendo hincapié en que por el momento no se ha registrado ningún tipo de filtración de datos. Tampoco ha sido posible evaluar aún el impacto económico de la interrupción del servicio, pero podría ser elevado.

Por ello, el grupo ha comenzado a implementar nuevos planes de contingencia para solucionar este tipo de ataques lo más rápido posible.