Ante la gravedad en la expansión del coronavirus en distintas zonas de España y con el fin de garantizar el abastacimiento de mercancías para la población del país, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha articulado una exención temporal para el cumplimiento de la regulación de los tiempos de conducción y descanso de los conductores profesionales.

Así mismo, las autoridades consideran necesario en esta situación flexibilizar las condiciones del trabajo de los conductores para reduciendo una prolongada exposición al patógeno que suponga un aumento en el riesgo para su salud.

En este sentido, la Resolución de la Dirección General de Transporte Terrestre ya ha sido publicada oficialmente en el BOE del pasado sábado, 14 de abril, y ya están en vigor desde el pasado 10 de marzo, dado su carácter urgente, y hasta un máximo de 30 días.

De hecho, esta exención afecta a las operaciones de transporte de mercancías que hayan transcurrido total o parcialmente por las zonas de riesgo o por las zonas de transmisión comunitaria significativas, dentro del territorio español, que establezca el Ministerio de Sanidad en su página web.

También en Cataluña

De igual manera, en Cataluña, el Servei Català de Trànsit también ha levantado temporalmente, del 14 al 28 de marzo, las restricciones aplicables a los vehículos o conjuntos de transporte de mercancías y transportes especiales.

Astic reporta incrementos de actividad del más del 80% para «satisfacer la altísima demanda de bienes esenciales y evitar desabastecimientos en comercio e industria», al tiempo que resalta «el enorme esfuerzo personal de los profesionales del transporte por carretera y su entrega al servicio de la sociedad».

En esta misma línea, CETM pone «de manifiesto que el transporte de mercancías es vital para asegurar el bienestar de la sociedad y que el papel que juega nuestro sector es imprescindible para combatir esta crisis» y destaca «el esfuerzo que están realizando los conductores y las empresas de transporte de mercancías».