La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha visitado las instalaciones de Hutchinson Ports Best en el puerto de Barcelona, cuya ampliación se aprobó en diciembre.

La inversión prevista es de 60 millones, lo que permitirá incrementar en un 26% la capacidad de la terminal, que podrá aumentar su superficie y sumar 14 nuevas grúas para mejorar la operativa.

Sánchez ha querido destacar su posición como referente para la transición ecológica, pues mantiene su apuesta por las energías renovables y la reducción de emisiones. Prueba de ello es el acuerdo establecido con Endesa para contratar energía 100% renovable, que permitirá reducir en un 50% las emisiones de la terminal.

La ministra ha recordado que el puerto de Barcelona, que es en la actualidad el que cuenta con mayor inversión estatal, es un motor económico para toda España y el sur de Europa.

Además, juega un papel clave en la transición ecológica, como demuestra el Plan de Electrificación de Muelles, que permitirá que los barcos que atraquen en Barcelona puedan apagar sus motores y evitar así las emisiones contaminantes.

En esta línea, se ha puesto de manifiesto la apuesta del Gobierno por la descarbonización y el transporte ferroviario de mercancías, ya que de los 464 millones de los fondos Next Generation asignados a los puertos españoles, 129 se destinarán a la sostenibilidad ambiental y la energía, y 335 al ferrocarril.

Por último, Sánchez se ha referido a la capacidad del puerto para impulsar la creación de nuevas líneas de negocio, pues se han adjudicado subvenciones para 11 ideas y proyectos en su entorno por valor de 2,8 millones de euros a través del fondo Puertos 4.0, con un alto impacto ambiental y disruptivo.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px