El operador de paquetería Transportes Martínez Souto adeuda 70.274.236 euros a sus acreedores. Así lo atestiguan los datos aportados a los Juzgados de lo Mercantil de Pontevedra desde febrero de 2018, cuando dejó de prestar servicios a sus clientes y solicitó la declaración de concurso, dictándose el correspondiente auto judicial en abril.

Esta situación, a la que se llegó tras fuertes caídas de los volúmenes gestionados, la reducción del flujo de caja y la imposibilidad de refinanciación, afectó a más de 700 trabajadores, que en muchos casos llevaban sin cobrar hasta seis meses.

Tras concederse un plazo de un mes a los acreedores para que comunicaran lo que se les debía, se promovió desde Fenadismer la Plataforma de Afectados de Transportes Souto, lo que ha permitido agrupar los intereses económicos de los transportistas que prestaban sus servicios para el grupo gallego y poder defender sus derechos.

La masa pasiva total asciende a 70.274.236 euros, frente a un activo de 69.410.860 euros. Como principales acreedores se sitúan las entidades financieras, que suman un total de 41.677.558 euros, seguido de los proveedores y acreedores, incluyendo transportistas, con 24.717.020 euros, la Agencia Tributaria y la Seguridad Social, con 2.579.194 euros, y los asalariados, a los que se adeudan 1.236.129,12 euros.

Dado el importante número de afectados, la tramitación del concurso se ha declarado de especial complejidad a los efectos de la tramitación del procedimiento.