El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha pedido a los armadores griegos que dejen de gestionar los envíos de petróleo ruso, pues según han podido constatar, las compañías de este país son las que proporcionan la más amplia flota de petroleros para este tipo de transportes.

«Estoy seguro de que esto no coincide con los intereses de Europa, Grecia o Ucrania. Es solo un ejemplo de la necesidad de una mayor unidad, para que Rusia se vea forzada a encontrar soluciones pacíficas«, ha dicho el mandatario.

Los armadores griegos han ocupado el primer lugar en movimiento de petróleo ruso en las 19 semanas siguientes a la invasión, según refieren desde Splash 247, aunque precisamente esta semana, el presidente de Capital Maritime & Trading, Evangelos Marinakis, ha salido en defensa del sector.

En su opinión, llevará mucho tiempo que Europa deje de depender de la energía de Rusia, que se ha mantenido como la principal fuente de crudo de la UE en el primer semestre. Considera, en este sentido, que las sanciones van a penalizar más a Europa que a Rusia.

Mientras, en Ucrania, 80 buques de bandera extranjera permanecen aún atrapados, según la OMI, y el país cifra en 400.000 las toneladas de grano robado que han sido exportadas desde Rusia desde que comenzó la guerra. El buque ruso Zhibek Zholy, de hecho, permanece retenido en Turquía mientras se comprueban las alegaciones al respecto.

Este último incidente llama la atención porque ocurrió en el Mar de Azov y dentro de la Ucrania continental, no en Crimea, donde han sido vistos otros barcos utilizados para actividades ilegales. De momento, el país ya ha pedido a Turquía que investigue la actividad de otros graneleros de bandera rusa, como el Matros Koshka, el Matros Pozynich o el Mikhail Nenashev.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110