La seguridad vial es un factor esencial para los conductores profesionales que tienen en la carretera su lugar de trabajo principal.

Una reciente encuesta de la ETF, cuyos resultados preliminares se han publicado esta misma semana, refleja el estrecho vínculo existente entre la seguridad vial y la fatiga al volante.

Según el informe, mover mercancías y pasajeros de forma segura por Europa se está volviendo cada vez más difícil en un entorno en el que la calidad del trabajo y el descanso, el tráfico y las condiciones de conducción de los conductores profesionales siguen empeorando, por lo que piden a los responsables políticos nacionales y de la Unión Europea que se tomen en serio la fatiga del conductor.

En este mismo sentido, los resultados de la encuesta elaborada por ETF apuntan a las condiciones laborales de los conductores como la principal fuente de fatiga en el transporte comercial.

Doce causas principales de fatiga

El estudio identifica doce causas principales de fatiga que han sufrido entre el 72% al 85% de los conductores encuestados.

Entre ellas se encuentran la mala calidad del sueño, la falta de tiempo para dormir, el descanso interrumpido y las largas jornadas laborales consecutivas sin descanso.

Por estos motivos, el trabajo aboga por adoptar una serie de medidas clave de prevención de la fatiga, como hacer cumplir la ley de manera consistente, promulgar leyes más estrictas sobre la conducción y el tiempo de descanso e instaurar horarios de trabajo razonables que limiten la conducción nocturna, los horarios de trabajo comprimidos o irregulares, los períodos cortos de descanso diario y los avisos de incorporación a turnos con poca antelación.