El Ministerio de Sanidad publicó recientemente una nueva Orden que establece el calendario en el que los vehículos afectados por el cierre de las estaciones de inspección técnica de vehículos deben pasar la revisión si les hubiera caducado durante el estado de alarma.

Si bien se plantea un calendario flexible para evitar que las estaciones se colapsen, se incluye una trampa por la cual, contraviniendo el Real Decreto que regula la inspección técnica de vehículos en España, a los vehículos que pasen la revisión se les pondrá en su ficha técnica la fecha en que debieron pasarla y no la fecha en que hayan acudido.

Así lo explican desde Fenadismer, que considera esta medida ‘injustificable‘ al no existir ningún motivo sanitario o de seguridad que obligue a incumplir el Real Decreto y la Directiva europea que lo regula, más aun cuando  el tráfico de vehículos se ha reducido hasta en más de un 90%.

En su opinión, la única finalidad que perseguiría esta medida sería «garantizar que las estaciones de ITV recuperen el negocio perdido» durante los meses del estado de alarma. Además, esta regulación implica que cientos de miles de vehículos dedicados al transporte de mercancías y de viajeros, que por tener una determinada edad han de pasar la ITV cada seis meses, tengan que pasarla dos veces seguidas en apenas unos días.

60 millones de euros extra

Entre los vehículos a los que les ha caducado la ITV en este período, se encuentran 475.000 camiones, 400.000 furgonetas, 12.000 autobuses, 30.000 cabezas tractoras y unos 50.000 taxis y ambulancias. Ello supone, conforme a las tarifas que se cobran de media en España por la revisión periódica, unos ingresos extra para las estaciones de ITV de aproximadamente 60 millones de euros.

Con este calendario, prácticamente todos los vehículos referidos a los que les caduque la ITV en mayo tendrán como fecha límite para realizar la revisión técnica una posterior a la fecha en la que le correspondería pasar la siguiente.

Por ello, la Federación está estudiando emprender acciones legales contra la Orden por vulneración de la legalidad vigente y por contravenir el Reglamento que va a aprobar la Unión Europea para regular la situación excepcional de las ITVs en Europa. Asimismo, recomienda a todos los autónomos y empresas afectados que agoten la fecha límite para realizar la revisión periódica para evitar pasarla dos veces seguidas.