Volvo FM MetanoDiesel, que funciona con un 75% de gas metano licuado

La tecnología para poder conducir utilizando LNG está ya probada, y existe un gran número de empresas de transporte y proveedores de gas interesados en este combustible alternativo. Manuel Lage, director general de NGVA Europa confía en tener «alrededor de 200 camiones rodandopor estos corredores azules, con estaciones de servicio estratégicamente ubicadas, demostrando que el LNG funciona como alternativa para el transporte en Europa,”.

Para poder realizar transportes a través de Europa con gas natural licuado se necesita una red de estaciones de servicio que surtan este combustible. Así surgió la idea de los ‘corredores azules’, que ofrecen una red de estaciones de servicio de LNG para vehículos pesados. Ya existen algunas estaciones de de este tipo y contando con ellas, será posible identificar el número de corredores potenciales que se necesitan.

La industria del transporte origina en Europa el 25% de las emisiones de CO2, por lo que se hace necesario encontrar alternativas frente al diésel. Cuando el biogás licuado sea de uso común, la huella medioambiental de los vehículos que lo utilicen se reducirá hasta en un 70%.

Ya se están desarrollando en muchas ciudades europeas las infraestructuras para el gas comprimido, que incluye biogás procedente de los desechos orgánicos, pero es a nivel local, por lo que hoy en día no es posible llevar a cabo operaciones de largo recorrido con gas comprimido, ya que los depósitos que necesitan los camiones son pesados y voluminosos. En su forma líquida, sin embargo, el gas ocupa menos volumen, haciéndolo más adecuado para operaciones de largo recorrido.

Ya existen algunas estaciones de servicio de LNG en Europa, por lo que el trabajo de implantar un corredor azul ya está en camino. Usando estas estaciones como punto de partida, es posible identificar el número de corredores potenciales que se necesitan. Para poder lanzar este proceso, la Comisión Europea está provisionando 8 millones de Euros en un proyecto de corredores de LNG a gran escala.

En la primavera de 2011, Volvo Trucks lanzó el Volvo FM MetanoDiesel, que funciona con un 75% de gas metano licuado (LNG/LBG). Volvo fue el primer fabricante europeo en presentar esta tecnología para ser usada en un motor diésel. En un camión propulsado con LNG, las emisiones de dióxido de carbono son un 10% menores en comparación con los propulsados con diésel. Con el biogás licuado LBG en el depósito, la reducción es del 70%.

Sobre el gas natural y el biogás

Tanto el gas natural como el  biogás están compuestos principalmente de metano. Cuando el gas natural combustión, libera un 10% menos de partículas de CO2 que el diésel, está libre de sulfatos, metales pesados y partículas. Sin embargo, el gas natural es un recurso natural que se puede agotar, y mucha gente  lo ve como un puente temporal hacia el biogás neutral al cambio climático, que se puede obtener de los desechos de alimentos, y otras fuentes orgánicas. Las infraestructuras para una amplia producción de biogás aún no están disponibles